Emprendedor Eficiente y Eficaz: Qué es, características y hábitos

qué características debe poseer el emprendedor que actúa con eficiencia y eficacia

Un Emprendedor o Emprendedora Eficiente y Eficaz es aquella persona capaz de desarrollar a la perfección su emprendimiento o idea de negocio con la menor cantidad de recursos, sin afectar la calidad del producto o servicio final.

Los emprendedores eficientes se enfocan en maximizar los ingresos y disminuir los gastos innecesarios, buscar oportunidades, establecer plazos de entrega, estandarizar y automatizar procesos, y dar prioridad a las cosas relevantes para el crecimiento de la empresa.

Tal vez te interese: Cursos online para Emprendedores y Pymes

Diferencia entre emprendedor eficiente y emprendedor eficaz

Un emprendedor es la persona que posee una idea clara del emprendimiento que quiere desarrollar, sabe que será difícil y para lograr sus objetivos deberá ser eficiente y eficaz, entendiendo que estos dos conceptos son diferentes.

El emprendedor eficiente es aquella persona que concentra sus esfuerzos en desarrollar sus emprendimientos con la menor cantidad de recursos posibles. Un emprendedor eficiente debe poseer una fuerte capacidad de innovar, adaptarse a su nicho de mercado, hacer las cosas diferentes y simples, tener metas claras, identificar y corregir las fallas operativas, estar dispuesto al cambio, obtener buenos beneficios y saber administrarlos, de esa manera, independientemente de los recursos que utilice para este fin, obtendrá los resultados deseados.

Por su parte, el emprendedor eficaz es aquella persona que se enfoca en lograr las metas establecidas en el emprendimiento. Un emprendedor eficaz debe ser un gran líder que pueda inspirar, planificar y guiar, usar las habilidades personales que tiene para cambiar con confianza, ser consiente de su competitividad y, con pocos recursos, conseguir los objetivos comerciales del emprendimiento.

¿Qué características debe poseer el emprendedor que actúa con eficiencia y eficacia?

Todo emprendedor que actúa con eficiencia y eficacia debe poseer una serie de características comunes que nos permite identificarlo. Y esta investigación responde que son más de 3 o 5 características de un emprendedor eficiente y eficaz. Veamos a continuación:

  • Logra desarrollar su emprendimiento como lo tenía planeado.
  • Sabe adaptarse al segmento de mercado que ha elegido.
  • Alcanza sus mentas con la menor cantidad de recursos.
  • Se enfoca maximizar los ingresos y disminuir los gastos innecesarios.
  • Sus reducciones de gastos no afectan la calidad del producto o servicio final.
  • Es un emprendedor innovador y busca formas innovadoras, eficientes y eficaces de hacer las cosas.
  • Automatiza y estandariza distintos procesos del emprendimiento. Similar al emprededor moderno.
  • Le gusta crear plantillas predefinidas para ahorrar tiempo en procedimientos futuros y repetitivos.
  • Como un emprendedor oportunista, vive buscando nuevas oportunidades de negocio.
  • Establece plazos de entrega.
  • Dedica tiempo a las cosas importantes para el crecimiento de la empresa.
  • No le agrada desperdiciar su tiempo y lo gestiona con eficiencia.
  • Delega funciones para centrarse en los puntos clave del negocio.
  • Es proactivo y anticipa los problemas o necesidades que podría surgir en el futuro.
  • Posee una enorme capacidad de planificación.
  • Usar las habilidades personales que tiene para cambiar con confianza.
  • Obtiene beneficios y sabe cómo administrarlos.
  • Con pocos recursos, genera resultados positivos.
  • Sus objetivos con claros, realistas y medibles.
  • Identifica las fallas y las corrige.
  • No trabaja solo, sino en equipo.
  • Sus relaciones son ganar/ganar.
  • Es un líder excelente.
  • Genera proyectos innovadores de cosas simples.
  • Se adapta al cambio.
  • Evalúa las mejores alternativas para su negocio.
  • Confía en sus habilidades.
  • Con pocos recursos, puede desarrollar y poner en marcha un emprendimiento.
  • Cuida su salud.
  • Es un líder magnífico.

Hábitos principales de un Emprendedor Eficiente y Eficaz

buenos hábitos para emprender

El deseo, la energía y la voluntad son factores clave en el crecimiento de cualquier emprendimiento. Pero además de estos factores, también debemos sumar un conjunto de hábitos que harán más fácil tu camino hacia el éxito empresarial.

Sé proactivo

Como dicen “Más vale prevenir que lamentar”.  No esperes a que las situaciones se presenten y anticípate a los problemas o necesidades que podrían surgir en el futuro. También entiende que las oportunidades no llegaran a ti, debes salir y buscarlas por ti mismo. Crea las condiciones necesarias para que tu emprendimiento tenga éxito.

Establece objetivos

Establece objetivos que sean claros, realistas, medibles, definidos y con fecha de ejecución. Debes saber desde un principio que es lo que deseas hacer con tu emprendimiento. Sin una meta clara serias como un barco a la deriva, sin velas, motor o timón, a la merced de la marea y el viento.

Ten prioridades

No todo es importante ni todo es urgente. Los emprendedores están expuestos a cientos o tal vez miles de tareas pendientes. Sé capaz dejar tareas para más adelante o delegarlas a otras personas y enfocarte en lo relevante para que el emprendimiento siga a flote y crezca. Debes entender que no serás capaz de hacerlo todo al mismo tiempo.

Sé empático

Adquiere esa capacidad de escuchar y entender a los demás. Cada persona que te rodea puede enseñarte algo y tiene algo que decir, que podría ser valioso para el emprendimiento. Escucha a tus clientes, colaboradores, socios y mentores. No seas ese jefe que lo sabe y decide todo, sé ese líder que entiende los consejos, críticas, alientos y objeciones que te dan otros.

Busca el beneficio común

Establece relaciones de ganar/ganar. Así las personas que te rodean se sentirán beneficiadas al colaborar y trabajar contigo. El objetivo aquí es que todas las partes ganen.

El ideal del beneficio mutuo es fomentar el crecimiento empresarial mediante la creación de redes, el lanzamiento de nuevos negocios o la enseñanza de nuevas habilidades. Todo emprendedor debe lograr beneficios mutuos entre empleados, socios, inversionistas, proveedores y usted. Di: «Si yo gano, todos ganamos».

Trabaja en equipo

Para emprender, ninguna persona puede considerarse una isla aislada del mundo. Tarde o temprano necesitarás trabajar en equipo. Aun siendo el fundador o líder del emprendimiento, deberás trabajar con otras personas que complementaran tus habilidades y te apoyaran en el proceso de poner en marcha tu proyecto.

Capacítate siempre

Nunca dejes aprender y formarte. Entiendo que no lo sabes todo y que los métodos de hacer las cosas cambian y se vuelven más eficientes. Sigue adquiriendo nuevos conocimientos y no dejes de aprender. Actualízate sobre: finanzas, marketing, tecnología o temas que aporten a tu proyecto.

Cuida tu salud

Comprendo que con el ajetreo de desarrollar un emprendimiento descuides tu salud, pero entiende algo si tú no estas el proyecto no existirá.  Cuida tu cuerpo, aliméntate sano y dedica una hora para alguna actividad física. Mira tu cuerpo como el activo más valioso de todos (y lo es).

Hábitos adicionales del Emprendedor Eficiente

el emprendimiento y la gestión del tiempo

Existen otros tipos de hábitos enfocados a la gestión del tiempo, nuestra salud y desarrollo personal, tal vez no parezca los consejos habituales para un emprendedor, pero créeme que funcionan.

Planifica las tareas más repetitivas y atájalas

Pon sobre la mesas todas esas tareas que debes realizar en tu día a día y evalúa cuáles podrías automatizar, estandarizar, delegar o eliminar. Cosas tan simple como aprender Excel, utilizar atajos del teclado, guardar páginas en favoritos, crear plantillas, tener un esquema de actividades, planificar las reuniones o concentrar las llamada a un único día de la semana, te permitirían ahorrar bastante tiempo. Como decía Benjamin Franklin, «el tiempo es oro», y debemos aprovecharlo al máximo.

Contacta a tus clientes a primera hora de la mañana

Esto te dará energía durante todo el día. Al llamar a un cliente potencial, y este acepta, tendrás la sensación de que al menos tienes el contacto de un nuevo cliente. Sabes que tienes la capacidad de atraer personas a tu emprendimiento y que no recibes un NO por respuesta. Otra ventaja es que tus clientes anotaran en sus agendas del día tu oferta.

Empieza el día antes del horario normal de trabajo

Cuando tu jornada laboral antes de lo normal, ganaras tiempo sin interrupciones, buena concentración y eficiencia. Al principio, como emprendedor, deberás ser ese individuo que llega antes y sale de último de la oficina. Ya en el camino podrás crear procesos que te permitan regularizar esta parte (y debes hacerlo).

Crea pausas en tu trabajo

Establece espacios de 30 o 40 minutos para distraer y relajarte. Recuerda que el estrés laboral es algo serio y no querrás quemarte por exceso de trabajo. Incluye alguna actividad física (correr, yoga, caminar, basquetbol, bailar), cosas que te distraigan y mejoren tu salud. Al regresar estarás recargado y listo para la batalla.

Busca espacios y momentos de concentración

En un mundo ideal, tendrías energía y motivación todos los días, pero esto no es así. Es normal que te canses, eres un ser humano, no una máquina de combate lista para la batalla. Cuando te sientas cansado, párate del escritorio, busca un lugar tranquilo y toma 30 minutos, una hora o el tiempo necesites para relajarte.

La Regla de los dos minutos

Esta es regla es simple; si existe una tarea que puedes resolver en dos minutos o menos, hazla y no la pospongas para después. Perderás más tiempo agendándola que haciéndola ese mismo momento.

Trabaja con cronogramas de tareas

Al cronometrar las tareas podrás medir los cuellos de botella que retrasen la producción. Esto te dará una visión clara del proceso completo de producción y te permitirá ver en cuáles áreas se podrían formar cuellos de botella. Entenderás las actividades que van en secuencia una de otras, las que van en paralelo y las que se podrían eliminar. Todo esto para tener una visión general y anticipar posibles fallas.

Decide cuando responder los correos

Tu trabajo no es responder correos de inmediato. Puede ser que te exijan hacerlo, pero en la mayoría de casos no es urgente. La mayoría de correos electrónicos cuentan con la opción de «respuesta automática». Configúrala y avisa que contestaras cuando estés disponible. Y si es algo urgente, que te llamen.

Lee los correos a primera hora de la mañana y en la noche

Si puedes hacerlo, lee los mensajes de correo electrónico dos veces al día, para evitar interrupciones. Al responder los emails de inmediato agregarás nuevas tareas y no podrás enfocarte en los asuntos cruciales para el emprendimiento.

Evita que te pongan en copia

Pide a tu equipo de trabajo que solo te pongan en copia en los asuntos relacionados con tus funciones. No necesitas leer todos los correos que se envían entre departamentos, con un reporte semanal o mensual que te envíen será suficiente.

Crea distintas bandejas de entrada

La mayoría de servicios de correo electrónico cuentan con la función de clasificar los mensajes y asignarles una bandeja de entrada específica, creando reglas. Aprovéchalo para agrupar por carpeta los emails que recibes. Yo aprovechaba mucho esta función en Outlook o Gmail cuando no podía evitar que me pusieran en copia o quería leer todo más adelante.

Escribe tus ideas primero a mano…

Acostúmbrate a utilizar papel y lápiz al momento de plasmar tus ideas. Te permitirá asentar tus ideas, pensar en voz alta y plasmarlas en un medio físico. Tendrás unos preciados apuntes que podrás releerlos las veces que necesites.  No pienses: «Yo lo recordaré», tu cerebro tiene muchas cosas en que reflexionar y puede que olvides esa idea negocio que pudo cambiar el mundo. ¡Anótala!

… Y, luego, mézclalas

Todas esas ideas locas que te lleguen a la cabeza, anótalas en tu libreta o dispositivo móvil, pásalas a un post-its de colores, cuélgalas en un tablero y ve cómo podrían relacionarse entre sí. Este pequeño ejercicio te permitirá tomar dos elementos aparentemente distintos y conjugarlos en un producto o servicio innovador.

Ten momentos de «No molestar»

Si te encuentras desarrollando un nuevo producto o idea innovadora, deja tu móvil en «no molestar» y avisa a tu equipo que no podrás recibir de llamas o recibir mensajes durante cierto periodo de tiempo. También te sirve programar respuestas automáticas en el correo que expliquen que estarás fuera de tus funciones.

Deja reposar una decisión importante durante 24 horas

Hay decisiones que pueden cambiar el rumbo de la empresa, para bien o para mal. Dicen que no es bueno tomar decisiones importantes cuando se está muy enojado o feliz. Decide en los días posteriores, cuando estés calmado y con la mente fría, así elegirás las mejores alternativas.

Responde como se merece

Identifica aquellos correos que ameritan una respuesta formal y seria. Respóndelos al final del día. Es importante mostrar profesionalismo con los socios, proveedores y clientes potenciales. Para asuntos urgentes, puedes responder rápido a los correos internos del equipo de trabajo. Con amigos y familiares sé más informal y libre. La idea es que sepas que formato utilizar en cada situación.

Intercambia tareas entre distintos perfiles

El emprendedor debe ser multidisciplinario. Al inicio deberás ser capaz ejercer diferentes funciones dentro de la organización. También al intercambiar funciones con otra persona podrás aportar ideas, conocer el proceso de trabajo y tener un visión más amplia de cada función.

Reuniones eficientes

Evita organizar reuniones de poca relevancia. Si es algo simple, envía un correo con los detalles que deben manejar los colaboradores. Ellos lo agradecerán y apreciarán que respetes su tiempo.

Estos puntos te pueden ayudar para tener reuniones eficientes y productivas:

  • Prepara un guion con los temas a tratar.
  • Explica cada punto por separado. Al segmentar la información, los colaboradores la comprenderán más fácil.
  • Si no es necesario, no alargues las reuniones.
  • Establece una hora de inicio y final.
  • El tiempo de todos los presentes es valioso.
  • En ocasiones, organiza reuniones cortas de 3 minutos. Cada persona podrá expresarse y contar que ha hecho, que desafíos ha enfrentado, que cosas harían más fácil su trabajo, que debe mejorar y si se han planteado objetivos personales.
  • Al finalizar la reunión, aporta conclusiones y asigna tareas a cada miembro del equipo.
  • Busca que cada reunión genere cierto impacto positivo en la empresa. No es solo hablar y hablar.
  • Levanta un acta por escrito de las decisiones tomadas durante una reunión importante y hazla llegar rápidamente a todos los participantes. Con esto evitamos olvidos, se fijan las fechas y los responsables y todo queda muy claro.

Reuniones de ocio

Las reuniones de ocio son de suma importancia para crear buenas relaciones entre los miembros del equipo. No todo es trabajo, también salgan de paseo, coman pizza en la oficina, celebren cumpleaños o salgan de excursión. Esta ayudan a que el empleado se sienta parte de la institución, comprometido y que es relevante para el emprendimiento.

Crea una lista con cosas nuevas para probar

Ten una lista de experimentos que contenga todas esas cosas que te gustaría probar, cuando los has puesto en práctica y cuando finalizara la prueba. Estos experimentos son útiles para añadir notas y generar nuevos conocimientos.

Cuando veas que alguien de tu equipo de trabajo está teniendo dificultades con un experimento, hazle saber que reconoces lo difícil que es aprender del éxito o del fracaso. En las evaluaciones de rendimiento habituales, valora la capacidad de asumir riesgos sensatos. No tengas miedo de cometer errores. Son humanos y es normal que se equivoquen.

Rutinas diarias de un emprendedor eficiente

agenda diaria de un emprendedor

Te recomendamos aplicar estos tres consejos que funcionan para alargar tu jornada de trabajo sin necesidad de trabajar más horas.

Divide tus tareas en pesos pesados, pesos medios y pesos pluma

Sé que suena categorías típicas del boxeo, pero debes dividir tus tareas del día en tres:

  1. Pesos pesados: Son las tareas que requieren invertir una mayor cantidad de tiempo y que es mejor abordarlas a las horas que nadie te va a molestar. Temprano en la mañana o tarde en la noche.
  2. Pesos medios: Aquellas tareas que tienes tiempo postergando y que puedes abordarlas para despejar la mente.
  3. Pesos plumas: Tareas cortas o menores de 3 0 5 minutos, que puedes hacer de inmediato. Aquí puedes aplicar la regla de los 2 minutos.

Planifica durante unos minutos las tareas más repetitivas

Identifica aquellas tareas repetitivas y que haces todos los días y evalúa cuáles de estas tareas las podrías automatizar, estandarizar, delegar o eliminar.

Revisa los correos electrónicos únicamente dos veces al día

Busca leer los correos a primera hora de la mañana o al final de la jornada. Al responder los emails de inmediato estarás agregando nuevas tareas y no podrás dedicarle tiempo a los asuntos relevantes para el emprendimiento.

Imágenes: pixabay.com

Más artículos sobre emprendimiento en emprendedoreficiente.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.